» » Deja las excusas, muévete por tu salud





Siempre encontramos una excusa para no dedicarle un rato de nuestro día al ejercicio o a prepararnos comidas más saludables; siempre decimos que "sale muy caro", "no tengo tiempo", "me da fastidio"; pero la realidad es que una hora de entrenamiento  es solo el 4% de nuestro día y existen diferentes opciones distintas al gimnasio para tener una vida más activa, como por ejemplo, cambiar el ascensor por las escaleras y caminar en vez de usar el carro si nos dirigimos a un lugar cercano.
El verdadero problema para empezar a cambiar nuestro estilo de vida es sacar la fuerza de voluntad necesaria para hacerlo y esto sucede porque no nos atrevemos a salir de nuestra zona de confort. Y el deseo de cambio no aparecerá en nosotros hasta que tomemos conciencia de que es necesario llevar una vida más saludable; dejar a un lado la vida sedentaria, la cual trae problemas a nuestra salud como lo son la obesidad, fibromialgia, diabetes, enfermedades coronarias e incluso cáncer; sin contar que tener un estilo de vida sedentario nos puede llevar a la depresión.
Ejercitarte con frecuencia trae beneficios como reducir los niveles de estrés y ansiedad, baja los niveles de colesterol y triglicéridos hasta un 30% previene ataques cardiovasculares porque al hacer ejercicio con frecuencia, nuestra arteria coronaria aumenta de tamaño evitando de esta manera la formación de coágulos. Hacer ejercicio aumenta la flexibilidad debido a que mantiene flexibles los ligamentos, articulaciones y tendones; ayuda a mantener un peso normal puesto que acelera el metabolismo, es decir la velocidad con la cual quemamos calorías e incrementa la energía y resistencia.
¿Aún no te convence hacer ejercicio?
Si hasta ahora las razones que te hemos explicado no te parecen suficientes como para empezar a moverte por tu salud, acá dejamos 5 razones más para hacerlo:
  1. Cuando hacemos ejercicios, logramos sentirnos y esto sucede gracias a la liberación de endorfinas (conocidas como “hormonas de la felicidad”), producida durante la actividad física. Las endorfinas alivian el estrés,  nos ayudan a elevar nuestro estado de ánimo y también actúan sobre el sueño.
  2. Hacer ejercicio libera las tensiones del cuerpo, manteniendo bajos los niveles de estrés y depresión.
  3. El ejercicio practicado con frecuencia te ayudan a lucir un mejor cuerpo, lo cual eleva  la confianza en ti mismo. Además de cuando comienzas a ver resultados y alcanzar metas propuestas (como por ejemplo adelgazar; trotar una cantidad determinada de vueltas por cierto tiempo; etc.) irán elevando tu autoestima.
  4. Establecer y cumplir una rutina de ejercicios te va a ayudar a desarrollar disciplina; la cual puedes aplicar la hora de dejar adicciones como el cigarrillo o el alcohol.
  5. Hacer ejercicio mejora la concentración.


Acerca Dirección de Deportes

Deportes UCAB
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply