¿SABIAS QUÉ?

Sabias que... Cuando una persona sufre de calambres, lo que sucede, es que un músculo o un grupo de unas pocas fibras se contraen de manera involuntaria y esto es lo que causa el intenso dolor.

Estas contracciones se manifiestan como un espasmo y cuando éste se mantiene en el tiempo se llega a llamar lo que comúnmente es un calambre. Al realizar movimientos de manera natural nuestros músculos son controlados de manera voluntaria y aunque suele pasar de una forma inconsciente, contraemos y relajamos los músculos que se quieren utilizar.

Cuando se realiza algún ejercicio se puede llegar a sobre-estimular hasta el nivel de fatigarse y no poder hacerlos relajar de manera natural. Estos son muy comunes y a menudo ocurren luego de realizar ejercicio. Algunas personas sufren de calambres en la noche, normalmente suelen ser en las piernas, pueden ser muy dolorosos y podrían durar unos segundos o hasta algunos minutos, los calambres suelen dar en cualquier músculo pero normalmente ocurren en:
  • Muslos.
  • Pies.
  • Brazos.
  • Abdomen.

Causa de los calambres musculares (comunes):

  • Tensar u ocupar demasiado un músculo. Esta es la causa más común.
  • Compresión de los nervios, por problemas como una lesión de la médula espinal o un nervio pinzado en el cuello o la espalda.
  • Deshidratación.
  • Bajos niveles de electrolitos como magnesio, potasio o calcio.
  • Músculos con poca irrigación sanguínea.
  • Embarazo.
  • Ciertos medicamentos.

 ¿Cómo poder prevenir los calambres musculares?:

  • Entrenar: Intentar graduar la intensidad y duración de los ejercicios físicos. De esta manera, el cuerpo tendrá más tiempo para adaptarse a este tipo de entrenamiento.
  • Hidratación: Compruebe que se encuentra hidratado, ya que, la deshidratación es una de las causas que podrían llegar a producir un calambre.
Para más información de la hidratación, podrías leer nuestra nota en: https://www.deportesucab.com.ve/2019/10/hidratate.html
  • Equipamiento:  Es recomendable utilizar ropa cómoda y adecuada para realizar ejercicio.
  • Estiramiento: Algo comúnmente extendido es creer que estirar los músculos reduce la posibilidad de sufrir ciertas lesiones, incluidos los calambres. Sin embargo, no está plenamente comprobado que esto sea cierto. Si sufre con frecuencia calambres, es conveniente que consulte con su médico de cabecera o su fisioterapeuta para que le asesoren lo mejor posible. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario