LESIONES: ¿CÓMO AFRONTARLAS?

¿Cómo afrontar las lesiones?

Si prácticas algún deporte o simplemente te gusta entrenar en el gimnasio u otra actividad que conlleve algún movimiento muscular o articular sabes que de alguna manera u otra tienes probabilidades de lesionarte. Por eso, aquí en Deportes UCAB te decimos como afrontar las lesiones.




Tipos de lesiones


Primero que nada, debemos saber que existen varios tipos de lesiones a las que en algún momento puedes afrontar:

- Lesiones por traumatismo agudo: incluyen las fracturas, los esguinces, las contusiones y los cortes. Suelen producirse a raíz de un golpe o de la aplicación de una fuerza.

- Lesiones por sobrecarga: se conocen como lesiones crónicas porque se desarrollan durante períodos de tiempo más largos, generalmente por un entrenamiento repetitivo, como el que se lleva a cabo al correr. Pueden ser tan nocivas como las agudas, aunque puedan no parecer importantes al principio. Si no se tratan, lo más probable es que empeoren con el tiempo.


¿Qué hacer si te lesionas?


Lo primero que debes hacer al sentir algún dolor muscular o articular o en el cuerpo, es dejar de entrenar por un periodo de tiempo. Esta también depende de que tan grave sea la lesión. Acude a tu entrenador para tomar medidas. En caso de que la lesión sea grave llama a un médico de confianza.

Debes acudir al médico si:
  • Te duele mucho 
  • Aumenta el dolor cuando te mueves
  • Reducción de tu movilidad
  • Si el dolor persiste, empeora en algunos momentos o dura una semana o más después de la lesión

¿Cuando puedes volver a tu rutina de entrenamiento?

 La rehabilitación es la mejor manera de recuperarte, debes incluirla a tu rutina para que el daño sea reparado de manera eficiente es posible que incluya ejercicios, manipulaciones realizadas por un fisioterapeuta y ultrasonidos u otros aparatos tecnológicos que ayudan a calmar el dolor y favorecen la curación.

Prevenir las lesiones

Lo mejor al entrenar es tener al técnica y la precaución a la hora de hacer cualquier movimiento que exija tensión en el músculo, cuidar el movimiento de tus extremidades y siempre mantenerte sano. Esta también incluye añadir a tu rutina unas sesiones pre-calentamiento y lo más importante es conocer tus límites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario